Tiempo de Lectura Aproximado: 6 minutos...

En la ciudad en donde vivo, hay una zona que se encuentra llena de árboles de San Juan y en cierta época del año cuando florecen, es un gusto recorrer esas calles llenas de flores amarillas, una belleza... La palmera, por el contrario, no es muy atractiva; nunca he visto a alguien pararse frente a una de ellas para apreciar su belleza; pero la biblia nos compara con ellas, ¿Por qué? Ellas son capaces de permanecer y resistir en medio de la tormenta.

Un Poco Sobre Una de Ellas

Investigando me encontré con que hay muchas variedades y tienen muchas características, pero la que más me llamó la atención, es su capacidad para permanecer y resistir a los vientos huracanados.

De hecho, en 2017, una palmera se hizo famosa y la llamaron Héctor, en honor al príncipe troyano de la mitología griega. Ya que mientras el Huracán Irma arrasaba con todo lo que se encontraba a su paso en varias islas del caribe; esta palmerita, se mantuvo firme y 1 millón de personas pudieron ver por TV en directo, como esta palmera se negó a ceder ante la fuerza de Irma...

El Huracán Irma se encuentra entre los más devastadores de la historia y dejó perdidas estimadas en 61 000 millones de dólares. La fuerza de los vientos que soportó esta palmera fue de hasta 290 km/hora (180 mph).

Se estima que una persona pudiera salir volando por los aires, cuando el viento sobrepasa la velocidad de 150 km/hora; el Huracán Irma tuvo vientos sostenidos de casi el doble de esta velocidad. ¿Qué tienen de especial las palmeras para resistir vientos tan fuertes?

La Biblia dice: "El justo florecerá como la palmera; crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán" (Salmos 92:12-13).

Se Despojan Del Peso

A diferencia de otros árboles en los cuales crecen muchas ramas y hojas, las palmeras al contrario tienen pocas y no pesan tanto. De hecho, tienen tan pocas ramas, que es muy difícil encontrar sombra debajo de una palmera.

No sé si tú has tenido la oportunidad de levantar una rama de palmera, yo si, y no son muy pesadas, de hecho se pueden levantar sin mayor esfuerzo.

Más, sin embargo, esta "desventaja" les permite tener poco peso en lo alto de su copa, lo cual es trascendental a la hora de resistir fuertes vientos. Si alguna vez has tenido la oportunidad de ver a una palmera siendo mecida por el viento, habrás notado que lo que más se mueve, es su copa. Si esta fuera muy pesada, muy probablemente rompería el tronco de la palmera.

Y esto me recuerda las palabras de Jesús cuando dijo: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28).

También el apóstol Pablo escribió: "Por nada estéis afanosos, si no sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús" (Filipenses 4:6-7).

Es necesario despojarnos de todo peso que nos afana poniendo en manos de Dios nuestro problema, para así permanecer y resistir los vientos fuertes de la prueba que debemos de afrontar.

Todo Depende De Como Afrontan Al Viento

Las palmeras están diseñadas para adaptarse a este tipo de condiciones; en vez de resistir al viento, son lo suficientemente flexibles como para acomodarse a la dirección del viento. Así absorben su energía, y este las puede mecer en cualquier sentido que se le antoje y la palmera, simplemente se acomodará, permanecerá y resistirá.

Los demás árboles, en cambio, son rígidos, eso quiere decir que ponen resistencia al viento, entonces cuando este sopla muy fuerte, simplemente se quiebran al no soportar su fuerza.

Y esto me recuerda nuevamente a Pablo cuando dijo: "Sé vivir en pobreza, y sé vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto de estar saciado como de tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad" (Filipenses 4:12).

¿Nunca te has encontrado peleando con tus propias fuerzas ante una adversidad que se te haya presentado? Pablo nos da también la respuesta de como él lo pudo afrontar: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13).

Cuando Pablo escribió el libro de Filipenses, se encontraba preso en una cárcel romana, en condiciones deplorables; pero ahí, en medio de aquello que seguramente no le gustaba y que quizás en algún momento llegó a odiar, aprendió a encontrar contentamiento.

Aceptó la voluntad divina, y al aceptarlo, el Señor dio paz a su corazón, teniendo la plena certeza de que su situación tenía un propósito. Y sí que lo tenía, el tiempo de la cárcel de Pablo, significó la época cuando escribió la mayoría de sus epístolas. De hecho, casi la mitad del nuevo testamento, fue escrito por él.

¿Habrá sido en vano la cárcel que tuvo que sufrir Pablo tanto para ti como para mí que ahora encontramos paz al leer esas escrituras?

Sus Raíces Se Aferran Al Suelo Que Las Soporta

Las palmeras no tienen una sola raíz que sujeta todo el tronco, en cambio, tienen una gran cantidad de raíces muy finas que se extienden de manera horizontal. Dependiendo del tamaño de la palmera, algunas de sus raíces se pueden extender hasta a 15 metros del tronco. Esto les permite aferrarse firmemente al suelo que las soporta, ya que pueden "agarrar" una mayor área de suelo que otros árboles.

Y esto me recuerda a Jesús cuando dijo: "Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca" (Mateo 7:23-25).

¿Quién es la roca sobre la cual deben fundarse los cimientos de nuestra vida?... Jesús: "Así está escrito: He puesto en Sion una piedra y muchos tropezarán con ella. Más los que crean en ella jamás se arrepentirán de haberlo hecho" (Romanos 9:33).

Dos Son Mejor Que Uno y Tres Mejor Que Dos

El tronco de la palmera es flexible, pero esta flexibilidad no fuera posible si su tronco estuviera diseñado como el de los demás árboles.

El árbol tradicional tiene un tronco formado por anillos concéntricos que se distribuyen a lo ancho del árbol, entre más anillos tengan, más longevidad y a su vez más rigidez... Sin embargo, y como dije anteriormente, es la flexibilidad y no la rigidez, la que hace que la palmera resista mejor a los vientos.

La Palmera, en cambio, acomoda la estructura de sus fibras a lo largo de todo el tronco, no a lo ancho, y es este "diseño" longitudinal que permite que veamos palmeras de mucha altura con troncos más delgados que árboles de similar altura; lo cual les permite a su vez que sean más flexibles.

Si cortáramos el tronco de una palmera, veríamos cientos de hilos de fibra longitudinales, similares a los cables de fibra óptica, los cuales le dan su extraordinaria flexibilidad y resistencia... Y esto me recuerda el siguiente pasaje de la biblia: "Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto" (Eclesiastés 4:12).

También dice: "Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! Que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante" (Eclesiastés 4:9-10).

Si te encuentras en medio de la tormenta, siempre es mejor pasarla al lado de personas que te alienten, te ayuden y te animen en esos momentos cuando sientes que ya no puedes más.

La fuerza de la iglesia se basa en la unión, en su solidaridad hacia las personas que atraviesan dificultades; congrégate en una iglesia en donde se predique el evangelio de Jesucristo.

Permaneciendo y Resistiendo En Medio de La Tormenta

Vivimos en un mundo caído en donde suceden cosas malas todo el tiempo, y esto solamente se pondrá peor; si no me crees, lee el libro de Apocalipsis para una mejor idea.

No hay nada peor que atravesar una tormenta sin tener una esperanza a que aferrarse; los cristianos no estamos exentos de estas tormentas, y lo cierto es que más de alguna vez tendremos que afrontar alguna. Pero no vine para desanimarte, sino para recordarte las palabras de Jesús: "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo" (Juan 16:33).

El libro de Apocalipsis no es un libro que a muchos les guste leer porque habla de muerte y destrucción, más, sin embargo, también es un libro de esperanza; pues dice: "Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono" (Apocalipsis 3:21).

También dice: "Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron" (Apocalipsis 21:4).

Permanecer y resistir siempre es y será difícil, pero recuerda que: "Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con Él todas las cosas?" (Romanos 8:31-32).

Volviendo al Salmo 92, cuando dice que "El justo florecerá como la palmera"; ¿Quiénes son esos que florecerán plantados en la casa de Jehová? Como dice la escritura: "Más el que persevere hasta el fin, este será salvo" (Mateo 24:13).

Amén

PD. Quizás quieras leer: "Levantándome Cuando Ya No Quiero Seguir Luchando"