Tiempo de Lectura Aproximado: 7 minutos...

¿Alguna vez sentiste que Dios te falló en algo? Yo no sé tú, pero yo si, y en un montón de ocasiones. Si sientes que Dios te falló, entonces lo que viene a continuación, es para ti...

Cuando Dios No Contesta Las Oraciones

Estoy por cumplir mis 49 años, los cuales, viéndolo en perspectiva, son un montón de años; los cuales me han permitido acumular algo de experiencia; son tantas las cosas que he vivido y también visto y que sucedieron en todo este tiempo, que quizás me permitan hablar con algo de conocimiento.

Y hablando de cosas que suceden, dentro de este tiempo, he podido ver en infinidad de ocasiones, como Dios no responde cuando alguien clama por su ayuda. La biblia dice: "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces" (Jeremías 33:3).

Y entonces, si la biblia dice que Dios responderá cuando clamamos, ¿Por qué muchas veces las personas claman por la sanidad de un familiar enfermo, y este finalmente muere? ¿O por qué pedí ayuda en una situación financiera y finalmente no respondió?

El Clickbait...

Si no sabes lo que esto significa, entonces aquí viene la definición:

El clickbait o («cebo de clics») es una técnica de redacción que consiste en crear encabezados y descripciones sensacionalistas en un enlace. Su fin es atraer a los visitantes e incitarlos a dar clic para que abran ese contenido.

HubSpot

Aparte de esta página web, también escribo devocionales para la App de YouVersion que se puede descargar en todo tipo de dispositivos móviles; y en la cual podrás encontrar la Biblia en varias traducciones, devocionales, oraciones y muchas cosas más.

Como miembro aportante de contenido, existe un portal exclusivo para miembros en donde se sube el material que luego puedes ver en la aplicación. Dentro del portal, existe una página de estadísticas y hace unos días estuve revisándola. Encontré que de todos los devocionales que he subido a lo largo de año y medio, solo el 62 % han sido completados; lo que deja a un 38 % de personas que comienzan a leer, y luego no terminan, a pesar de que mis devocionales tienen una calificación de 4.65/5, lo cual considero es bastante bueno.

¿Y entonces, porque no siguen leyendo? Mi conclusión rápida y sencilla es, que nos encanta leer material sensacionalista, "Fake news" o noticias falsas u otro tipo de estupideces sin sentido que circulan por internet, pero poco nos gusta leer lo que Dios tiene para decirnos en su Palabra.

¿Y qué rayos tiene que ver esto con que Dios me falló?... La verdad nada; quise crear un título de tipo sensacionalista, porque estos llaman mucho la atención... Y si ya llegaste hasta aquí, ¿Qué pierdes con continuar y leer lo que Dios tiene para decirnos?

¿Dios Me Falló?

Mi respuesta rápida y contundente es NO, Dios no falla... Dice la Palabra: "De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso" (Romanos 3:4). Y esto lo dijo el apóstol Pablo a todas aquellas personas faltas de fe que por su incredulidad dudaban de la veracidad de Dios y su palabra.

Las personas fallamos y mentimos siempre y quizás por eso creemos que Dios es igual a nosotros. Dice un dicho "El que las usa, se las imagina"... Dios es veraz y nunca miente. ¿Entonces porque no contestó a mis oraciones? En otra oportunidad dije que hay tres posibles escenarios para la respuesta de Dios: Si, No y Si, pero todavía no es el tiempo...

Dios dijo que clamáramos a Él y que nos respondería, nunca dijo cuando contestaría, ni como. Si esperamos en tener un Dios microondas, que conteste al instante, así como esos microondas que calientan la comida en segundos y no hay que esperar como cuando calentamos en estufa; Dios siempre responde, pero en su tiempo, no en nuestro tiempo.

En este mundo, estamos tan acostumbrados a obtener todo tan rápido, que por eso muchas personas se saltan toda línea de decencia e integridad, con tal de obtener lo que desean, de forma rápida y segura; No nos gusta esperar, pero lastimosamente Dios no funciona como a nosotros nos gustaría lo hiciera.

A veces también las respuestas tardan, porque nuestro enemigo Satanás interfiere, y lo podemos ver en el libro de Daniel: "Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. Más el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia" (Daniel 10:12-13).

Dice la palabra: "Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos" (Salmos 40:1-2) ¿Pero qué cuando tengo un familiar a punto de morir y me urge una respuesta?; También dice la palabra: "Tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro se escribieron todos los días que me fueron dados, cuando no existía ni uno solo de ellos" (Salmos 139:16).

Cuando las personas mueren, no se mueren anticipadamente porque Dios se enojó con ellas o porque es malo, mueren porque ya era su tiempo de morir. Como dice el Salmo anterior, Dios ya destinó los días de tu vida, desde antes que nacieras.

Él no quiso la muerte para nosotros, pero lastimosamente el hombre prefirió la mentira del Diablo que creer en la verdad de Dios, y por eso fue expulsado del Edén, el resto, seguramente tú ya conoces la historia.

Nadie va a vivir ni un día más, ni un día menos de los que ya Dios estableció para que vivas. Puede venirse la pandemia que se venga, y guerra tras guerra, muerte sobre muerte; nadie, absolutamente nadie se muere sin el permiso de Dios, punto. La clave es aceptar la Voluntad Divina de Dios, aunque a veces duela.

¿Y Entonces, Dios No Falla?

Muchas de las cosas que nos suceden son producto de nuestra cosecha y en ese punto, Dios no va a contradecir su Palabra que dice: "No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará" (Gálatas 6:7).

Muchas veces queremos interpretar la Biblia solo del lado que nos conviene, tomamos la palabra que conviene tomar, pero desechamos otra que no conviene tomar; dice la Palabra: "La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia" (Salmos 119:160)... Por eso es importante tomarse el tiempo de leer su Palabra.

Si lo vemos desde el enfoque de la siembra y la cosecha, por ejemplo; si cosechaste el mal que sembraste, Dios no va a contradecir su Palabra que dice: "Todo lo que el hombre sembraré, eso también segará", por contestar tu oración; ¿Entiendes el punto?

Ahora bien, que Dios no pueda dar un sí a tu oración, no significa que no te contestará; quizás te dejará pasar por una situación difícil, pero llegado el tiempo, cuando hayas aprendido la lección, también te ayudará a salir; hará que tu etapa de dolor sea más llevadera; "Cercano está el SEÑOR a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu" (Salmos 34:18).

Otro punto importante y en lo cual yo saqué maestría al respecto producto de dos relaciones fallidas; es que Dios nunca va a contestar una oración que contravenga el libre albedrío de otra persona. ¿Qué quiero decir con esto? Que si tú oras porque una persona cambie contigo, Dios no va a violar el libre albedrío de esa otra persona; por contestar tu oración. Es decir, Dios no hará que cambien de parecer.

Si alguien cambia por ti, es porque hubo una decisión personal de hacerlo, no porque Dios intervino; créeme, yo lo viví en ambos sentidos; cuando yo no quería, pero también cuando la otra persona no quería. Si quieres que alguien cambie contigo, entonces empieza a sembrar razones para que esa persona quiera hacerlo; si no lo hace, no es Dios no contestando tu oración, es esa persona decidiendo no hacerlo y en ese caso, al menos te queda la satisfacción de haberlo intentado; la vida está llena de oportunidades y ya te llegará otra oportunidad en algún otro momento si esa es la voluntad de Dios.

Muchas veces nos sentamos a esperar una respuesta sobrenatural, cuando Dios muchas veces contesta una oración a través de lo común de nuestro día a día... A veces es puro sentido común, ejemplo: Cuando metes una hoja de vida aplicando para un trabajo y nunca te llaman para entrevista, ¿Cómo sabes que no te eligieron?... Sencillo, porque no te llamaron.

Si pediste algo a Dios y no lo recibiste, entonces es lo mismo, su respuesta fue que no... Otras veces quizás su respuesta sea no, en ese momento, pero si para más adelante; y en ese caso, el Señor te hablará de tal forma que tú sepas que tienes que esperar. Lo que resta es creer y confiar en que Él lo cumplirá.

Dice la Palabra: "Todo lo hizo hermoso en su tiempo" (Eclesiastés 3:11)... Muchas veces, las cosas más hermosas de la vida tardan un poco en llegar, y Dios lo permite así, para enseñarnos a cuidar y valorar esas cosas. Si Dios te hace esperar por algo, Él sabe por qué lo hace, por lo tanto, "Encomienda a Jehová tu camino, y espera en Él; y Él hará" (Salmos 37:5).

Quizás para alguna de mis oraciones Dios me haya dicho que no, o en otras me haya hecho esperar un poco, pero Él es soberano sobre mi vida, lo he aceptado, aunque algunas veces haya dolido, Dios sabe por qué lo hace. Aun así, sigo sosteniendo, DIOS NO FALLA; lo que Él promete, lo cumple.

Como dice su Palabra: "Aunque las higueras no florezcan y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos queden vacíos y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos, ¡Aun así, me alegraré en el Señor! ¡Me gozaré en el Dios de mi salvación! ¡El Señor Soberano es mi fuerza! Él me da pie firme como al venado, capaz de pisar sobre las alturas" (Habacuc 3:17-19).

El Señor dice: "Aún no ha llegado el momento de que esta visión se cumpla; pero no dejará de cumplirse. Tú espera, aunque parezca tardar, pues llegará en el momento preciso. Escribe que los malvados son orgullosos, pero los justos vivirán por su fidelidad a Dios" (Habacuc 2:3-4).

Amén.

PD. Quizás quieras leer: "La Confianza Para Esperar En Dios" o esta prédica del hermano Rick Warren: "Cuando Dios Dice No".