Frecuentemente nos cuesta olvidar, especialmente aquellas cosas que nos lastimaron o a quienes nos lastimaron y la biblia nos exhorta a olvidar y dejar atrás todo aquello que nos causa tristeza y amargura y aprender a perdonar, ¿Pero qué cuando nos manda a nunca olvidar?

Soy Afortunado

Al momento de escribir esta entrada, me di a la tarea de investigar algunas estadísticas y me encontré con que justo en el instante en que escribía, ya habían 140,580 muertes a nivel mundial, solo en el día 29 de septiembre y contando… También encontré que de esas personas muertas, 26,771 habían muerto de hambre, siempre en el mismo día.

Con la pandemia del COVID-19 creo que es difícil que alguien no conozca a alguna persona cercana que estuvo grave por la enfermedad o que murió; en mi caso, la que fue mi mejor amiga de infancia, murió hace solo un par de meses, y así algunas personas más que he conocido, enfermaron gravemente a punto de morir pasando momentos muy difíciles.

Hoy hablaba por WhatsApp con un excompañero de trabajo que se encuentra en cama desde alrededor del mes de abril de este año y le consultaba acerca de su salud; me decía que aún está delicado y que por los momentos seguirá en cama, no sabe por cuanto tiempo más.

Hablábamos sobre la posibilidad que alguien de su familia lo sacara aunque sea un momento a ver el cielo y tomar aire fresco, después de tanto tiempo en esa condición, no me quiero ni imaginar lo que es estar acostado viendo solamente el techo de su casa por 5 meses; y los que tenemos salud ¿Nos tomamos el tiempo de ver el cielo y agradecer solo por eso?

Y yo que a veces me quejo de cosas tan estúpidas, que ni siquiera se comparan con el dolor que algunos sufren…

Entonces medité sobre lo bueno que Dios ha sido conmigo solo en este día y con solo el hecho de haberme levantado de la cama, de tener alimento sobre mi mesa, de tener salud yo y mi familia; son motivos más que suficientes para estar agradecido, y ahora que lo pienso, al levantarme me olvidé de dar las gracias solamente por el hecho de respirar.

Nunca Olvidemos Ser Agradecidos

Es difícil lograr el contentamiento cuando vivimos momentos difíciles, pero he aquí que cuando tenemos gratitud a Dios a pesar de lo que vivimos, es una muestra de que reconocemos su soberanía y esto es agradable para Él. La biblia dice: “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18).

Hay que ser agradecidos en todo tiempo, en los momentos buenos, así como también en los difíciles; pero sobre todo nunca debemos de olvidar que es Dios quien nos sustenta y que todo se lo debemos a Él. El rey David escribió: “Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios” (Salmos 103:2).

La gratitud es agradable a Dios y el libro de los Salmos dice algo al respecto: “El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios” (Salmos 50:23).

Amén

PD. Si quieres ver algunas otras estadísticas puedes ir a este enlace: Worldometer o puedes leer el Salmo 103; también te puede interesar “La Felicidad Que Proviene de Dios