La biblia nos hace referencia muchas veces a las águilas y en el libro de Isaías nos dice que los que esperamos en Dios, renovaremos fuerzas y no nos cansaremos, que volaremos como las águilas. ¿Qué hace tan especial a las águilas? El Señor nos invita a imitarlas y en «Viviendo Como Las Águilas» aprenderemos el porqué.

Algo Sobre Las Águilas

Comencé a investigar un poco sobre las águilas y me encontré con muchísima información que hasta el momento de escribir este articulo desconocía, y que me pareció super interesante y trataré de resumir lo mas importante. Existen varias especies alrededor del mundo, pero para motivos de este articulo, cuando me refiera a águila, me referiré a todas las águilas en general y no a una especie en particular.

Para comenzar, encontré que las águilas son consideradas las reinas de las aves, son excelentes cazadoras y se encuentran en la cima de la cadena alimenticia o cadena trófica, eso quiere decir, que ellas cazan a otros animales y no a la inversa. También encontré que vuelan mas alto que cualquier otra ave, de hecho pueden alcanzar alturas de hasta 7000 metros (7 kilómetros). Sus grandes alas les permiten elevarse a lo más alto y mantenerse firmes, aun cuando los vientos son fuertes. Si consideramos que el edificio mas alto del mundo esta ubicado en Dubái, Emiratos Árabes Unidos y se llama Burj Khalifa, tiene 828 metros sobre el nivel del mar; esto quiere decir que las águilas vuelan casi 9 veces mas alto que el edificio mas alto del mundo.

Sus nidos los establecen en lo alto de las montañas y aunque en algunas ocasiones pueden construirlos sobre arboles frondosos, usualmente no lo hacen a menos que no tengan alternativa, es mas común que los construyan en acantilados, sobre la roca, en lugares inaccesibles a otras especies de animales. Se estima que las águilas tienen una vista mas potente que la de los seres humanos en 4 a 8 veces; eso quiere decir que si una persona sin problemas de la vista tiene una visión 20/20, la de las águilas oscila entre 20/5 a 20/4. Eso les permite ver a sus presas a kilómetros de distancia y cazarlas sin que su presa siquiera se diera cuenta de que estaba siendo observada.

Encontré que las águilas son animales muy longevos y algunos estiman que pueden vivir hasta los 70 años, y en un punto de sus vidas, que es aproximadamente a los 40 años, sus plumas ya se han deteriorado lo suficiente como para que se les dificulte volar como lo hacían anteriormente, su pico con el que devoran a sus presas, que es alargado y puntiagudo, se curvea, sus garras ya no tienen la fuerza para capturar a sus presas, y es por lo tanto momento de renovarse o esperar la muerte, ya que sin sus habilidades de cazadora, pronto ya no podrá cazar las presas que la alimentan a ella y sus crías.

¿Cómo puede renovarse un águila? Es un proceso muy doloroso y que dura aproximadamente 150 días; y para lograrlo, vuelve a su nido en lo alto de la montaña, en ese lugar inaccesible donde lo construyó, ya que durante este proceso será sumamente vulnerable, y comienza por golpear su pico contra la roca hasta que consigue arrancárselo; una vez lo logra, tiene que esperar a que nazca un nuevo pico con el cual después arrancará sus garras o uñas ya desgastadas por la edad y esperará a que crezcan unas nuevas, para luego proceder a arrancar sus plumas con su pico y luego esperar a que nazcan plumas nuevas, con las cuales emprenderá un nuevo vuelo.

Por sino lo sabias, las plumas sirven para proteger a las aves de la intemperie, es decir, de la lluvia, del calor, el frio, etc. También permiten que las aves vuelen, por lo tanto un ave sin plumas no puede volar.

También encontré que las águilas cuidan de sus aguiluchos, llevándoles su alimento hasta sus picos en un proceso continuo de ir por alimento y regresar para alimentarlos y que nunca olvidan a quien ya dieron alimento y a quien no. También encontré que cuando ellos ya están listos para volar, las águilas «levitan» al estilo de los colibrís, ya que pueden permanecer casi inmóviles en el aire con sus alas extendidas y ondeando, a una distancia muy cercana de sus crías, esto para que estas la observen y entiendan que sus alas sirven para volar. Las águilas cuando nacen no saben que pueden volar y de hecho, si separas a una cría de su madre, nunca aprenderá a volar; es trabajo del águila madre, enseñarles a volar.

Pasado un tiempo, deja de alimentarlos y con su pico los empuja hasta el borde del nido y los deja caer al precipicio, pero inmediatamente se lanza al vacío y captura a su cría para depositarla nuevamente en el nido, antes de que caiga en el suelo y muera. Luego comienza a incomodarlos, destruyendo en cierto sentido la comodidad del nido, quitando las ramas y las plumas con las cuales sus crías se encontraban cómodamente al inicio.

Es de esta forma, como las águilas aprenden a volar, inducidas por su madre, sin la comodidad de un nido y con hambre, ellas no saben que pueden volar y su madre las tirará al vacío una y otra vez, hasta que en un momento, casi sin darse cuenta, levantaran alas y comenzaran a volar.

Viviendo Como Las Águilas

¿Entonces porque Dios nos compara con águilas cuando esperamos y confiamos en Él? Aquí te lo resumo:

1- Las águilas son consideradas las reinas de las aves debido a sus habilidades para volar y cazar y la biblia nos dice lo siguiente: «Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas» (Deuteronomio 28:13) y mas antes también dice: «Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado» (Deuteronomio 28:12)

¿Nunca te has hartado de de vivir una vida de escasez? ¿De no pasar de lo mismo y ver como otros logran sus metas? Yo si y muchas veces; la biblia nos dice que si obedecemos sus mandamientos seremos cabeza y que en vez de pedir prestado, seremos nosotros quienes prestemos.

2- Las grandes alas de las águilas les permiten volar mas alto que cualquier otra ave y les permiten volar firmes aunque los vientos sean fuertes, y por eso dice la palabra: «Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán» (Isaías 40:31)

Las águilas tienen un instinto que las hace esperar a que llegue el mejor viento antes de emprender el vuelo, y cuando me refiero a que «esperan el mejor viento», no me refiero a que debemos de actuar cuando las condiciones sean mas favorables, ya que muchos de los milagros mas grandes que podemos ver en la biblia, se hicieron en los momentos mas adversos. A lo que me refiero es que, las águilas vuelan firmes a pesar de los vientos fuertes y estos en vez de derribarlas, son los que las impulsan a lo mas alto.

Las tormentas que vivimos, los vientos fuertes de nuestros problemas, son los que nos impulsaran a las alturas a donde Dios quiere llevarnos. Si confiamos en que Dios cuida de nosotros y si sabemos esperarlo, su palabra nos promete que no nos cansaremos y de hecho yo lo he notado en mi vida, cuando llegan momentos de larga espera, de alguna u otra forma, el mantenerme esperando en Dios, me da la fortaleza para que aunque alguna vez me sienta cansado de lo que vivo, pueda renovar mis fuerzas.

3- Las águilas construyen sus nidos sobre la roca, en lugares inaccesibles; y dice la palabra: «¿Se remonta el águila por tu mandamiento, y pone en alto su nido? Ella habita y mora en la peña, en la cumbre del peñasco y de la roca» (Job 39:27-28)

¿Y quien es esta roca?…Jesucristo y la palabra dice: «Por tanto, así dice el Señor Dios: He aquí, pongo por fundamento en Sión una piedra, una piedra probada, angular, preciosa, fundamental, bien colocada. Él que crea en ella no será perturbado» (Isaías 28:16) y también dice: «Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca» (Mateo 7:24-25)

¿Y porque construye sus nidos en lugares inaccesibles? Dice la palabra: «El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente» (Salmos 91:1) y mas adelante dice: «El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; más a ti no llegará» (Salmos 91:3-7)

Cuando tu vida esta fundamentada en la roca que es Jesucristo y moras bajo la sombra del Omnipotente, vivirás en ese lugar inaccesible en donde no habrá peste ni maldad en este mundo que pueda tocarte, pues construiste tu hogar sobre la roca inconmovible….Aleluya!

4- Tienen una visión 4 o 5 veces mayor que los seres humanos lo que les permite ver a grandes distancias y cosas que otros no pueden ver a simple vista, y dice la palabra: «El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y reciben el daño» (Proverbios 22:3) Cuando tienes visión como las águilas, podrás ver los problemas antes de que lleguen a ti, aun cuando estén tan lejos de que una persona común no alcance a verlos, El Espíritu Santo se encargará de que puedas ver cosas que nadie mas puede ver…es una promesa!

5- Las águilas renuevan sus alas cuando estas se deterioran con la edad, lo cual les permite volar como cuando eran águilas mas jóvenes…¿Has llegado al punto de tu vida cuando sientes que ya todo esta dicho y hecho y no tienes esperanza de que algo grande suceda en tu vida? Te tengo una noticia y te lo vuelvo a repetir: «Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán» (Isaías 40:31)

No importa la edad que tengas, cuando le crees a Dios, el puede hacer grandes cosas con tu vida y así lo podemos ver en la biblia cuando Dios le prometió a Abraham un hijo del cual nacería una gran nación que sería incontable como las estrellas del cielo «Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia» (Génesis 15:5-6)

Cuando Abraham recibió la promesa tenía 75 años y tuvo que esperar muchos años para verla cumplida, había pasado tanto tiempo desde la promesa, que se mostró incrédulo cuando Dios nuevamente le volvió a recordar de lo que le había prometido años atrás, cuando ya Abraham ni la esperaba: «Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir?» (Génesis 17:17), pero Dios que nunca olvida sus promesas, 25 años después la cumplió y dice la palabra: «Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho» (Génesis 21:2)

Dijo el salmista: «Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca, de modo que te rejuvenezcas como el águila» (Salmos 103:1-5)

6- Las águilas madres enseñan a sus aguiluchos a volar, aun cuando ellos no saben que pueden volar y aquí comparo al águila madre con el Señor y nosotros somos los aguiluchos que cuando venimos a Él, nos recibe como hijos y nos cuida como tales, dándonos el alimento diario, pero llegado un tiempo, el Señor quiere que volemos y salgamos a luchar por nuestros sueños, por lo tanto, nos sacara de nuestro sitio de confort, de ese nido cómodo en que nos encontramos y en algunas oportunidades, nos dejará caer al vacío.

Recuerda que aunque te deje caer al precipicio, nunca te dejara caer para que mueras, el Señor lo que busca es que aprendamos a volar y por eso dice la palabra y me gusta la traducción de la NTV que dice: «Como un águila que aviva a sus polluelos, y revolotea sobre sus crías, así desplegó sus alas para tomarlo y alzarlo y llevarlo a salvo sobre sus plumas. El Señor, Él solo, lo guio; el pueblo no siguió a dioses ajenos» (Deuteronomio 32:11-12)

Siempre he creído que Dios bendice, pero no lo hará si te quedas esperando en tu zona de confort por las bendiciones, tienes que salir a buscarlas, pues el prometió bendecir la obra de tus manos: «Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres» (Deuteronomio 30:9)

Tienes que volar! y el Señor estará contigo para bendecirte pues dice la palabra: «Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque Él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día» (Deuteronomio 8:18)

Amén!

PD. Usa este enlace si quieres leer mas sobre el Salmo 91, también puedes leer: La Felicidad Que Viene de Dios